A Nacho de la Moneda. Zaguero, Siempre en retaguardia. Oscura tez que nunca existe pero siempre espera. Camina sigiloso, cómplice de las luces, las aristas y las sombras. Pasa desapercibido porque su presencia no puede conocerse. Su misión es nítida y fugaz: capturar ...