Tiempo de lectura: 4 minutos Estaba yo dudando y dudando cuando el corzo dio dos pasitos a la izquierda, con lo que me dijo, sin él quererlo, que su cuerpo estaba a la derecha. Apunté 50cm bajo y 50cm a la derecha de su cabeza y con la retícula centrada en el verde cereal, apreté el gatillo.