Un marrano con suerte… y no me refiero a que yo haya tenido suerte este fin de semana de batidas entre amigos, si no que, con suerte pude hacerme con este marrano. Lo explico bien antes de crearme una fama de falta de aseo.