No hay color

No hay color

No hay color en esas patas, ni en esos picos, ni en esos espejuelos, sucedáneos de la auténtica paleta de colores parida por la madre naturaleza. No corre, ni con mucho, la misma sangre por esas venas y arterias, que marca la notable diferencia entre lo auténtico y lo...
La mano de Cartas

La mano de Cartas

No vine aquí a recoger nada. Vine a la llamada de alguien que en su día me dijo que tenía que visitar este lugar hermoso a la orilla de un río. No vine a juzgar y por tanto aquí no eres juzgado. En cambio, vine a intentar alegrar la vida de los que lo tienen más...
OSADO

OSADO

Cómo osas decir que sabes comenzar de nuevo si no has visto un amanecer entre escarchas a golpe de mosquero, sólo roto por el aleteo de una patirroja a la que has robado el sueño.  Cómo te atreves sólo a pensar que ha palpitado tu corazón a doble tranco si no has...