-¿Padre?... -¿Si? - ¿Por qué está pasando esto? -…No lo sé…no lo sé. La verdad, hija, es que no tengo respuesta fiable, no tengo ni idea. Igual, sencillamente, somos demasiados y la naturaleza se rebela contra nuestra abundancia. Quizá queremos jugar a ser Dioses y no...