¿Cuántas balas hay que llevarse a una montería?           

La realidad es que en muchas monterías no se tira.  Y no se tira por una variedad de factores, siendo el primero y principal, que no entre nada en nuestro puesto.  El segundo factor suele ser que las reses están fuera de nuestro tiradero/alcance o que no sean tirables por no ser una especie cazable en el día de autos.  Claro que siempre aparece la figura del “ansias”, que tira a todo lo que ve, aunque esté en otros puestos, en otras laderas, o le esté entrando a otro puesto.  Malditos sean ellos con el riesgo que generan y el egoísmo ciego que demuestran

Numero de disparos en monteria por cazdor/año

Todo montero sueña con un puesto de escape natural de la caza y con una querencia clarísima.  Es en esas contadas ocasiones donde se alinean los astros, en las que tenemos el día de nuestra vida y vaciamos el macuto de balas.  Asumiendo que esto es poco o nada común, lo habitual en una buena jornada montera, suelen ser dos o tres lances por montería. 

Años de uso recomendable

Uso recomendado por el fabricante

Los fabricantes recomiendan 10 años de vida útil para munición bien almacenada.  Lo cierto es que duran mucho mas, pero los fabricantes determinan esta fecha para cumplir con las especificaciones marcadas en la caja.

Numero de lances de media en una buena montería en abierto

El numero de lances depende de la zona geográfica

Es muy dificil establecer el número medio de lances por montería.  En batida, el número de lances suele ser bajo, siendo habitual que sean pocos los cazadores con oportunidad de disparo, mientras que en monterías en fincas abiertas, un gran número de puestos disfrutará de uno o mas lances.

Media de disparos por lance

El número de disparos es directamente proporcional a las dimensiones del tiradero.

En lances a corta distancia es habitual un disparo, mientras que en tiraderos largos, el número de disparos puede superar los 3 en muchas ocasiones.

Número de balas por caja

La mayoría de fabricantes usa cajas de 20 proyectiles

Atrás quedan las cajas de 5 proyectiles que se vendían hace unos años en algunas marcas premium.  Actualmente, lo habitual son 20.

Si pensamos que podremos disparar hasta en 3 ocasiones (en tiraderos largos), lo normal es pensar en 10 balas como la cifra mágica para una montería con éxito. 

Recuerdo una montería cochinera en la falda de Gredos en la que mi vecino de puesto y gran amigo, Raúl, llevaba su canana de balas con 8 proyectiles y asumía llevar una caja de balas en el macuto.  La cosa se nos puso de frente y tuvimos una mañana cargada de lances, hasta que a Raúl se le acabaron las 8 balas de la canana y con horror descubrió que la caja no estaba en el macuto.  La providencia fue buena con él, y solo le hizo sufrir con otros dos encuentros cochineros sin munición.

Yo suelo emplear la siguiente norma:  Ir de caza ya es un disfrute, ver caza en nuestro puesto es un regalo divino, poder disparar es un premio y acertar ya es el éxtasis.    Los cazadores solemos ser optimistas en los previos de un día de caza, y muchas veces pensamos que, hoy, precisamente, se alinearán los astros y nos tocará ese puesto querencioso.  Si hemos hecho caso a la lógica de las 10 balas, al octavo disparo comenzaremos a maldecir al que aconsejó los 10 proyectiles… 

Volviendo a la cifra mágica, 10 balas nos sobrarán en muchas monterías en fincas abiertas, pero yo por si acaso, suelo llevar siempre una caja a estrenar y la que esté usando.

Share This